Se ha desarrollado por la AEAT un proyecto basado en la utilización de nuevas herramientas tecnológicas basadas en inteligencia artificial, para ayudar en la búsqueda de emisores de facturas irregulares, es decir, facturas que no se corresponden con trabajos realmente realizados o con bienes entregados. La lucha contra el fraude fiscal en el ámbito de la facturación irregular es uno de los objetivos de la Agencia Tributaria para 2021-2022. Los motivos de los contribuyentes para cometer este tipo de fraude son múltiples. Algunos de ellos son los siguientes: Simular gastos para reducir la cuota de IVA a ingresar, u obtener una devolución; Justificar artificialmente subvenciones; Organizar tramas con varias empresas involucradas que se benefician de esta facturación simulada o simular una mejor cuenta de resultados de cara a obtener mejor financiación bancaria.

 

Se ha desarrollado por la AEAT un proyecto basado en la utilización de nuevas herramientas tecnológicas basadas en inteligencia artificial, para ayudar en la búsqueda de emisores de facturas irregulares, es decir, facturas que no se corresponden con trabajos realmente realizados o con bienes entregados.

La Agencia Tributaria explica este proyecto de detección de facturación irregular en el Informe sobre los resultados de la prevención y control del fraude tributario y aduanero de 2020.

Detección de perfiles de empresas que emiten facturas irregulares

Se ha desarrollado un proyecto basado en la utilización de nuevas herramientas tecnológicas basadas en inteligencia artificial, para ayudar en la búsqueda de emisores de facturas irregulares, es decir, facturas que no se corresponden con trabajos realmente realizados o con bienes entregados.

La lucha contra el fraude fiscal en el ámbito de la facturación irregular es uno de los objetivos de la Agencia Tributaria. Los motivos de los contribuyentes para cometer este tipo de fraude son múltiples. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Simular gastos para reducir la cuota de IVA a ingresar, u obtener una devolución.
  • Justificar artificialmente subvenciones.
  • Organizar tramas con varias empresas involucradas que se benefician de esta facturación simulada.
  • Simular una mejor cuenta de resultados de cara a obtener mejor financiación bancaria.

El proyecto desarrollado utiliza herramientas de inteligencia artificial para generar modelos predictivos que faciliten la detección de emisores y receptores de facturas irregulares. Estos modelos podrán apoyar al sistema tradicional de selección, contribuyendo a reforzar su efectividad.

Los objetivos principales del proyecto son:

  • Reforzar la detección de fraude y luchar contra la competencia desleal de las empresas incumplidoras con respecto a las cumplidoras.
  • Mejorar la eficiencia en el control, al ayudar a enfocar la actividad en los expedientes con mayor riesgo fiscal.

En este proyecto se ha trabajado con casos ya estudiados por el Área de Inspección en ejercicios anteriores. A partir de todos los datos disponibles, la herramienta informática genera un modelo que se puede utilizar para predecir la probabilidad de fraude en nuevos casos similares.

Se ha comprobado que las empresas que cometen este tipo de fraudes se agrupan en una serie de perfiles con algunas características comunes, por lo que es posible generar modelos con una capacidad de acierto alta. Los modelos predictivos son algo vivo, que continuamente hay que recalcular con los resultados de los nuevos casos, por lo que este modelo de facturación irregular es una primera versión que periódicamente se modificará para mejorarlo.

El modelo desarrollado para la detección de facturación irregular no trata de sustituir a los actuales sistemas de selección basados en riesgos y en la experiencia de las actuaciones de control, sino que los complementa y facilita su labor.

El proyecto se ha desarrollado en 2020 e implantado en 2021

Durante el año 2020 se completó la fase de desarrollo del modelo, y se calcularon los resultados del ejercicio 2018. Su resultado teórico en cuanto a capacidad de detección fue alto, por lo que se decidió pasar a la fase de explotación.

En 2021 se han puesto los resultados a disposición del Área de Inspección para sus actuaciones de control. Al mismo tiempo, se está reentrenando el modelo con más actas disponibles, y se están calculando los resultados del modelo para el ejercicio 2019.

A lo largo de 2021, con los resultados derivados de las actuaciones de control, se dispondrá de un primer balance sobre la aplicación práctica del modelo para su ajuste de cara al futuro.